La cultura del ladrillo, 2004

La cultura del ladrillo, 2004
9 audios
  1. 4’18”
  2. 5’06”
  3. 4’33”
  4. 5’21”
  5. 2’32”
  6. 5’56”
  7. 1’31”
  8. 2’24”
  9. 6’08”

La cultura del ladrillo consta de nueve entrevistas de audio que Daniel G. Andújar realizó a personas implicadas en casos de corrupción a escala gubernamental, relacionados con la construcción y el desarrollo urbanístico. Son los protagonistas de la denominada “cultura del ladrillo” que lleva asediando España desde principios de la década de 2000 y que ha transformado radicalmente la fisonomía del territorio. Una cultura caracterizada por edificaciones de viviendas que han invadido zonas agrícolas, o por la ampliación de ciudades costeras para dar cabida a más turistas (en detrimento de la población existente). Prueba de todo ello es que, en un arco temporal de cinco años, España ha sido la mayor consumidora de cemento en Europa y que el valor del suelo se ha disparado. En las entrevistas no se da ningún nombre y las voces de los entrevistados aparecen distorsionadas, como las de los testigos protegidos en las investigaciones policiales. En ellas, las personas implicadas explican sus sencillas técnicas para llegar a los políticos, pintando el panorama de un gobierno que está a la venta si pagas a la persona adecuada. Además, tal y como dice un entrevistado, “la complicidad es absoluta”. Un dato grotesco revelado en las entrevistas es que, en los dos primeros años tras la entrada de España en el Euro, en 1999, se pusieron en circulación en el país 43 millones de billetes de 500 euros, lo cual equivale a 21.331 millones de euros, un 35% del total de dinero circulante. Sin embargo, ningún banco vio nunca ninguno de estos billetes porque la mayoría sirvieron para operaciones de blanqueo y se movían en maletines.

En un principio, las entrevistas de audio se exponían con fotos de campos de golf y edificios residenciales, que eran el tipo de imágenes utilizadas por los incitadores a la corrupción para hipnotizar al público y generar un flujo de dinero. Cuando las entrevistas se expusieron por primera vez, provocaron un escándalo mediático y de alguna manera se reveló la identidad de uno de los políticos implicados. En la actualidad, ese político está en la cárcel.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *