Irational, Vídeos, 1998, 2006

Irational, 1998
Vídeo 30”, color, sonido
 
Irational (10 años), 2006
Vídeo 1’23”, color, sonido
 

Al igual que cualquier otra empresa del mercado, Technologies To The People ha producido y difundido vídeos promocionales que captan la esencia y la identidad de la compañía. Dos de estos vídeos (ambos realizados para irational.org, de la que TTTP ha formado parte desde mediados de la década de 1990) se muestran en la entrada de la exposición. La sede de irational.org es un servidor web colectivo, compartido por los artistas Daniel G. Andújar, Rachel Baker, Kayle Brandon, Heath Bunting, Minerva Cuevas y Marcus Valentine. Desde sus comienzos en 1996, ha sobresalido en un amplio abanico de prácticas que hackean los sistemas culturales, sociales y económicos y vuelven a poner el mundo en juego. En el primer vídeo, un poderoso riff de guitarra heavy metal acompaña las imágenes de un puente colgante que se balancea sin control con un coche aparcado encima. De repente, el conductor del coche saca un CD de su aparato musical y la música se detiene al mismo tiempo que el balanceo del puente. En lugar de la música se oye el canto de los pájaros. Todo es tranquilidad. De nuevo. El conductor mira a la cámara y, con una sonrisa tonta en la cara, dice: “lo siento”. El vídeo es una apropiación de un anuncio utilizado por una empresa tecnológica comercial. TTTP lo usó para ilustrar cómo irational.org agita nuestras infraestructuras mentales y físicas con un delicado equilibrio entre peligro y humor. El segundo vídeo también está hecho a base de material apropiado, en esta ocasión de una empresa de surf. Lo componen imágenes de un grupo de chavales que lanzan una pequeña bomba en un lago del centro de la ciudad para así crear una ola artificial que puedan surfear. Al igual que estos chicos, irational.org se niega a aceptar la quietud de las aguas y a obedecer las reglas del espacio público. Por el contrario, hackea el sistema del espacio público (en la vida real y en las redes) para crear posibilidades de compromiso crítico y visionario con este espacio, a la par que genera un nuevo prototipo de sociedad empoderada.

Drop a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *